Los reinosanos no han podido pegar ojo. Han vivido tres horas infernales.

La luz del día va abriéndose paso, descubriendo los coches arrastrados por la corriente, los daños en los escaparates, los bajos y soportales anegados. A las tres de la madrugada ha dejado de llover.



Los reinosanos no han podido pegar ojo. Han vivido tres horas infernales en las que se dio una perfecta conjura de los elementos para que justo en ese momento ocurriera lo que solo pasa cada tres siglos. Y fue esto: surada extraordinaria, con rachas de hasta 136 km/h, lluvias persistentes, nevada en Alto Campoo, y un repentino desnieve por el viento y la subida de las temperaturas.


Todo junto ha desatado la locura. Y podría haber sido incluso peor. De haber más nieve en las cumbres hubiera sido catastrófico. La luz del día va abriéndose paso, descubriendo los coches arrastrados por la corriente, los daños en los escaparates, los bajos y soportales anegados. A las tres de la madrugada ha dejado de llover. Hoy no lloverá y la situación de alerta se ha rebajado

20 vistas

| Mbc News | noticias en español

Suscríbete a nuestro boletín

Email:

Whatsapp:

+44 7553821491

Síguenos:

  • White Facebook Icon

© 2020 by MBC PRODUCTIONS  LONDON. NATURAL MEDIA SPAIN