Volar no es solo cosa de aves

Los bomberos y la policía de Zgierz, una pequeña ciudad del centro de Polonia a unos 120 kilómetros de Varsovia, no podían creer lo que estaban viendo cuando acudieron a una llamada de emergencia por un grave accidente de tráfico ocurrido el pasado domingo por la tarde.

Un hombre estaba atrapado en el amasijo de hierros que se había convertido su coche, un Suzuki Swift, dentro del recinto de una pequeña parroquia. Cómo había llegado el coche hasta allí, sin haber arrancado el cercado de metal y abriendo un

agujero enorme en la pared de un almacén que llegaba hasta el techo, era un misterio.


El enigma quedó resuelto cuando los agentes pudieron ver las imágenes grabadas por una cámara de seguridad. El hombre, que conducía a gran velocidad por una calle de doble sentido sobre las 18:00 horas, ignoró la señal de 'Ceda el paso' antes de una rotonda, siguió recto sin aminorar la marcha y el propio desnivel de adoquín que separa la calzada de la zona ajardinada hizo el resto.

Como si saliese despedido de una rampa de despegue, el coche salió volando varios metros por encima de la rotonda hasta aterrizar dentro de la parroquia. En su vuelo descontrolado, el vehículo pasa muy cerca de la cámara de seguridad, rompe la copa de un pino al otro lado de la rotonda y alcanza una altura de siete metros, según dijeron los propios bomberos.



102 vistas

| Mbc News | noticias en español

Suscríbete a nuestro boletín

Email:

Whatsapp:

+44 7553821491

Síguenos:

  • White Facebook Icon

© 2020 by MBC PRODUCTIONS  LONDON. NATURAL MEDIA SPAIN